Nueva interpretación de la Corte Suprema sobre el periodo de prueba

Viernes, 03 de noviembre de 2017

En la Casación Laboral Nº 13165-2015-Moquegua, publicada el 30 de octubre de 2017, la Corte Suprema ordena la reposición de quien había sido despedido durante el periodo de prueba.

El marco legal

Por ley, el periodo de prueba en Perú es de 3 meses. Es posible pactar la ampliación de dicho periodo, al inicio de la relación laboral, en supuestos muy concretos y dentro de ciertos límites. Así, cuando las labores requieran de un especial periodo de capacitación o adaptación, se puede fijar hasta 6 meses de prueba (en total).

El caso

La Corte Suprema concluye, entre otros puntos, que la empresa no demostró que fuese necesario un periodo de capacitación o adaptación para que el demandante desempeñe las labores y, por tanto, no estaba justificado ampliar el periodo de prueba. En consecuencia, cuando la empresa terminó el contrato de trabajo, se produjo un despido arbitrario (el demandante ya no estaba a prueba).

Lecciones de la Corte Suprema

A partir del texto de esta sentencia, durante el periodo de prueba:

  1. La empresa debe asignar al trabajador las funciones propias del cargo para el cual le contrata.
  2. Debe evaluar la idoneidad del trabajador para el cargo, por ejemplo: su capacidad para adaptarse a los cambios tecnológicos, posibilidades de desarrollo profesional, nivel de iniciativa para resolver situaciones imprevistas, relaciones cordiales con el personal y clientes, etc.
  3. La relación laboral terminará si las cualidades del trabajador no se ajustan a las exigencias del cargo, o si no se hubiere superado las pruebas establecidas por la empresa.
  4. No se deberá seguir formalidad alguna para terminar la relación laboral.
Compartir

CONTACTO





© 2017 Guzmán-Barrón Abogados - Todos los derechos reservados | Política de privacidad | Términos de uso